Si llevas un tiempo queriendo hacer algo de ejercicio y quieres optimizar tu tiempo y tus resultados, aumentar tu motivación y prevenir lesiones, necesitas la ayuda de un entrenador personal.

Él estudiará tus objetivos y adaptará y personalizará tu dieta y entrenamiento, para que de una forma segura puedas progresar y lograr tus objetivos.

El plan de trabajo incluye:

  • Valoración mediante estudio atropométrico y Bioimpedancia eléctrica de la composición corporal
  • Estudio de los hábitos alimentarios
  • Análisis postural
  • Planificación de tu rutina de entrenamiento
  • Recuperación de patologías musculares
  • Supervisión de tu evolución y cambios de dieta y entrenamiento
  • Entrenamiento personal mensual y corrección de técnica
  • Resolución y aclaración de dudas.

Consejos para mejorar físicamente:

  • Fortelece tus músculos: el trabajo de fuerza es clave para conseguir un físico firme y tonificado. Te ayudará a mejorar tu postura, por lo tanto evitarás dolores articulares y musculares. Tu metabolismo se acelerará de forma que podrás comer más sin engordar.
  • Entrena en tonificación: puesto que cuanta más masa muscular consigas, tu cuerpo gastará más calorías de la grasa para mantener tu masa muscular y por tanto irás reduciendo peso graso.
  • Reduce tu cintura: ejercitando un trabajo aeróbico, bici, elíptica, caminar en cinta, durante al menos 30 minutos, a una intensidad moderada para utilizar la grasa como fuente de energía.

 

También te puede interesar leer ...

Personal Trainer Desde principios del siglo XX hasta nuestros días, nos hacemos constantemente, esta pregunta, ¿de qué manera ha cambiado el fitness femenino? Ane Laboa, mi...