Si llevas un tiempo queriendo hacer algo de ejercicio y quieres optimizar tu tiempo y tus resultados, aumentar tu motivación y prevenir lesiones, necesitas la ayuda de un entrenador personal.

Él estudiará tus objetivos y adaptará y personalizará tu dieta y entrenamiento, para que de una forma segura puedas progresar y lograr tus objetivos.

El plan de trabajo incluye:

  • Valoración mediante estudio atropométrico y Bioimpedancia eléctrica de la composición corporal
  • Estudio de los hábitos alimentarios
  • Análisis postural
  • Planificación de tu rutina de entrenamiento
  • Recuperación de patologías musculares
  • Supervisión de tu evolución y cambios de dieta y entrenamiento
  • Entrenamiento personal mensual y corrección de técnica
  • Resolución y aclaración de dudas.

Consejos para mejorar físicamente:

  • Fortelece tus músculos: el trabajo de fuerza es clave para conseguir un físico firme y tonificado. Te ayudará a mejorar tu postura, por lo tanto evitarás dolores articulares y musculares. Tu metabolismo se acelerará de forma que podrás comer más sin engordar.
  • Entrena en tonificación: puesto que cuanta más masa muscular consigas, tu cuerpo gastará más calorías de la grasa para mantener tu masa muscular y por tanto irás reduciendo peso graso.
  • Reduce tu cintura: ejercitando un trabajo aeróbico, bici, elíptica, caminar en cinta, durante al menos 30 minutos, a una intensidad moderada para utilizar la grasa como fuente de energía.

 

También te puede interesar leer ...